¿Qué es el Alzheimer?

     La Enfermedad de Alzheimer (EA) es una enfermedad neurodegenerativa que da lugar a un deterioro cognitivo adquirido de inicio insidioso y curso lento y progresivo, cuyas principales manifestaciones son la pérdida de memoria inmediata y los trastornos conductuales. También conocida como Mal de Alzheimer o Demencia Senil tipo Alzheimer, es la causa de demencia más frecuente en los mayores, representando el 50-60% de todas ellas.

     Por lo general, el síntoma inicial es la incapacidad de retener la información reciente, pues se ve alterado el proceso de fijación, con lo que es muy frecuente atribuir estos despistes u “olvidos” a la vejez.

     Otros síntomas acompañantes en el curso de la enfermedad son:

-       Afasia (dificultad de producir y comprender el lenguaje)

-       Apraxia (dificultad para realizar actividades motoras)

-       Agnosia (fallo en el reconocimiento de objetos)

-       Alteración de la ejecución (fallos en la planificación, organización, secuenciación y abstracción)

 

     La Enfermedad de Alzheimer también interfiere en las actividades de la vida diaria (AVDs), en las relaciones sociales y/o en el ámbito laboral, ya que a medida que avanza la enfermedad van apareciendo más dificultades.

     Se produce, por tanto, una afectación en el área física, psíquica y social que repercute en la calidad de vida del mayor y de sus familiares.

     El Alzheimer aparece generalmente a partir de los 65-70 años (Alzheimer de inicio tardío), pero cada vez es más frecuente encontrarlo en personas entre 50 y 65 (Alzheimer de inicio Temprano), por lo que es fundamental la DETECCIÓN PRECOZ y el TRATAMIENTO PREMATURO, para lo que es imprescindible una valoración exhaustiva a cargo del Servicio de Neuropsicología. Del mismo modo, el Servicio Médico y de Enfermería llevarán a cabo programas y actividades preventivas que promuevan la salud y el envejecimiento activo.

 

     Debemos recordar que el Alzheimer no es el único tipo de demencia, con lo que un correcto diagnóstico es fundamental a la hora de establecer el tratamiento adecuado. Los familiares tienen que estar muy bien informados del tipo de demencia que sufre el mayor, ya que el pronóstico y la evolución son diferentes para cada una de ellas.

     Cada caso es único, por lo tanto, las necesidades de cada persona también lo son.

   

Fases del Alzheimer

La esperanza de vida en un mayor con Enfermedad de Alzheimer es, de media, de entre 8 y 10 años desde el momento del diagnóstico, sin embargo la evolución varía de un paciente a otro, existiendo casos en los que se puede llegar hasta los 20 años. La evolución de la Enfermedad de Alzheimer se define en tres fases:

  1. Fase leve o inicial.
    • Sintomatología ligera, mantenimiento de la autonomía. Aparecen problemas sociales y laborales debidos a la enfermedad, pero se preserva la independencia en las AVDs
    • Se afecta la memoria a corto plazo, aparecen olvidos o despistes.
    • Algunos cambios de humor y del comportamiento.
    • Lentitud en el aprendizaje y complicaciones en la comunicación y la comprensión del lenguaje escrito.
    • Rechazo a conocer nuevas personas y lugares, preferencia por lo que les resulta familiar.
    • La organización y la planificación resulta problemática.

 

  1. Fase Moderada:
    • Se va perdiendo la autonomía, el sujeto ya no es completamente independiente y comienza a requerir ayuda de su cuidador.
    • Pérdida de memoria a corto plazo y largo plazo. Olvidos cada vez más frecuentes e incapacidad y confusión a la hora de recordar acontecimientos de la historia personal.
    • Mayor dificultad para realizar tareas habituales, puede que sean autónomos en las AVDs, pero requieren de ayuda para otras actividades más complejas y se recomienda supervisión en las primeras.
    • Pueden no ser capaces de encontrar las palabras adecuadas, aparecen problemas de comunicación y lenguaje.
    • Desorientación en temporo-espacial y dificultad en la toma de decisiones
    • Dificultad para tomar decisiones y pérdida de la iniciativa.
    • Colocación de objetos en lugares equivocados.
    • Cambios de humor, de comportamiento y de personalidad más pronunciados.

 

  1. Fase Severa:
    • Aparecen dificultades en todas las AVDs y en el lenguaje.
    • La pérdida de memoria es prácticamente total, no reconocen a las personas, no son capaces de alimentarse y no preservan el control de las funciones corporales.
    • Requieren de atención y cuidados constantes
    • Debilidad física muy acentuada.
    • Mantiene la capacidad para sonreír

CategoríasCategorías

TeléfonosTeléfonos

Teléfono: 980 982 968
Móvil: 640 250 988

Recomendar a Redes SocialesRecomiéndanos

HorariosHorarios

Horario Bajo Petición

De lunes a viernes
08.00 a 20:00 Horas

Otra información de la empresa a destacarOtra información

  • Programas Específicos en patologías como Alzheimer, Parkinson, Ictus, Artrosis, etc
  • Servicios Especializados tanto individuales como grupales. Nuestro equipo multidisciplinar está formado por Médicos, Fisioterapeutas, Terapeutas ocupacionales, Enfermeros, Auxiliares de enfermería, Conductores, Logopedas, etc.
  • Tratamientos y servicios: Como expertos en mayores, hemos creado a través de nuestro propio método, una gama de programas y servicios para las diferentes necesidades de las personas en el proceso de envejecimiento.
Armonía Centro de Día © | 2020
 Condiciones legales  Política de cookies

Calle Antón Centenera, 8, 49029 Zamora

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios. Si continuas navegando, se entiende que aceptas su uso. Dispones de más información sobre Cookies si pulsas en botón *. Leer más

Continuar